Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Joven conductor acusado de causar la muerte a tres personas en Argamasilla niega accidentalidad.

Joven conductor acusado de causar la muerte a tres personas en Argamasilla niega accidentalidad.

En Ciudad Real, se está llevando a cabo el juicio de D.C.L., un joven de 25 años acusado de causar un triple accidente mortal en junio de 2021 en Argamasilla de Alba, según las abogadas de la acusación particular. Ellas sostienen que el siniestro no fue accidental y que podría haberse evitado si el acusado hubiera respetado los límites de velocidad y evitado conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Maite Parejo y Cortes Cano han destacado esta información en la primera sesión del juicio en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, donde un jurado popular está evaluando el caso. Según el fiscal Jesús Gassent, durante la noche del 6 de junio de 2021, el acusado condujo a alta velocidad, bajo la influencia de alcohol, cocaína y éxtasis, desobedeciendo las normas de tráfico y poniendo en riesgo la seguridad de otros conductores.

Después de ignorar una señal de ceda el paso en la calle Encuentros, el vehículo del acusado, circulando a 94 km/h en una zona limitada a 30 km/h, chocó frontalmente con otro coche que llevaba cinco jóvenes. Como resultado, una menor de 16 años y dos jóvenes de 20 y 21 años fallecieron, mientras que dos personas resultaron heridas, además de la acompañante del acusado.

Por estos hechos, el fiscal solicita una condena de cinco años y diez meses para el acusado por diversos delitos relacionados con la conducción temeraria, la velocidad excesiva y la conducción bajo la influencia del alcohol y las drogas, además de tres cargos de homicidio por imprudencia grave y tres de lesiones.

Las abogadas de la acusación, en representación de las familias de las víctimas y las personas heridas, han subrayado que el acusado demostró "desprecio por la vida de los demás" al conducir de manera imprudente y temeraria por las calles del pueblo. Según los informes policiales, el acusado no intentó frenar antes del choque, ya que no se encontraron marcas de frenado en la carretera.

Por su parte, la abogada del acusado ha argumentado que su comportamiento era típico de un joven de 21 años que estaba de visita en Argamasilla de Alba y simplemente quería divertirse esa noche. Aunque ha expresado remordimiento por lo sucedido, afirmando que "ha pedido perdón en repetidas ocasiones".

El acusado, quien tuvo la opción de declarar primero o último, ha decidido hacerlo al final, después de las declaraciones de testigos y la presentación de pruebas que se llevarán a cabo durante el juicio.