Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

CCOO critica las cuentas de C-LM para 2024 y exige la inclusión de jurado arbitral, instituto de seguridad laboral y Sepecam.

CCOO critica las cuentas de C-LM para 2024 y exige la inclusión de jurado arbitral, instituto de seguridad laboral y Sepecam.

El sindicato CCOO de Castilla-La Mancha ha valorado los presupuestos del Gobierno regional para 2024, pero ha solicitado la incorporación de varias medidas. Entre ellas, reclaman la creación de un jurado arbitral regional que evite la judicialización de los conflictos laborales, así como la creación de un instituto regional de salud y seguridad laboral para combatir la siniestralidad. Además, piden que se restablezca el organismo autónomo de empleo Sepecam. El sindicato considera que estos cambios fortalecerían el diálogo social y los servicios públicos en la región.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha informado al sindicato sobre los presupuestos autonómicos y ha destacado los buenos indicadores económicos que se han dado en los últimos días en la región. También ha mencionado el informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que destaca la prudencia y moderación en los ingresos y gastos del presupuesto. Ruiz Molina afirma que el objetivo del Gobierno regional es un presupuesto equilibrado y con déficit cero.

En la reunión, se ha debatido sobre el gasto social y la importancia de destinar el 70% del presupuesto a servicios como la sanidad, la educación y la dependencia. El consejero destaca la necesidad de que estos servicios se presten con calidad y asegura que se han dotado suficientemente de recursos humanos en estas cuentas. También se ha informado sobre las políticas de empleo, destacando el esfuerzo presupuestario en los últimos años para desarrollar planes de empleo, fomentar el autoempleo y mejorar la formación profesional.

Ante las solicitudes de CCOO, el consejero ha pedido la documentación necesaria para analizarlas y ha señalado que la decisión corresponde al Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.