Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

García-Page condena ataques de agricultores franceses y exige compensación para empresas de C-LM.

García-Page condena ataques de agricultores franceses y exige compensación para empresas de C-LM.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha expresado su reproche hacia los camioneros españoles que están siendo atacados por agricultores y ganaderos franceses, quienes están dañando productos agroalimentarios. García-Page ha pedido que se reparen los daños sufridos por dos empresas de la región.

García-Page ha realizado estas declaraciones durante su visita a Talavera de la Reina, donde ha inaugurado el espacio Talaspace y ha mostrado su apoyo al responsable nacional de Agricultura, Luis Planas. Este último ha respondido a las acusaciones del primer ministro francés, Gabriel Attal, quien denunció "competencia desleal".

El presidente de Castilla-La Mancha ha afirmado: "No podemos permitir que esto suceda. Espero que se tomen medidas para corregirlo". García-Page considera "inaceptable" que ocurran estos episodios después de tantos avances en la autonomía regional.

Además, ha criticado la postura de Gabriel Attal, afirmando: "La economía de este continente se basa en la libertad de movimiento, de permanencia y, por supuesto, de productos entre los ciudadanos y países europeos. Lo que está sucediendo puede entenderse como algo ocasional, pero lo que no se puede permitir es que ninguna autoridad, por muy ministro que sea, aplauda estos actos. No se puede aplaudir un flagrante incumplimiento de la legislación solo para congraciarse con los ciudadanos".

García-Page también ha señalado que tal vez lo que moleste a los agricultores franceses es que ahora tienen competencia en España y en Castilla-La Mancha, donde antes no la tenían. Sin embargo, insiste en que las quejas no se pueden resolver mediante la violencia.

Por tanto, ha demandado que se reparen los daños ocasionados a dos empresas de la región que han sufrido estos ataques, una ubicada en Corral de Almaguer y otra en Pedro Muñoz. García-Page considera que es sentido común que los daños sean asumidos y que estos actos de violencia cesen. Si hay asuntos a discutir, sugiere que se lleven a cabo en una mesa de negociación, como la Comisión Europea, o que los agricultores franceses dirijan sus quejas al Gobierno francés en lugar de tomar represalias contra los productores españoles.

Para concluir, García-Page cita a Aristóteles, quien afirmaba que la única forma de garantizar la estabilidad es aplicar la misma ley a todos los seres humanos. El presidente defiende que esta máxima también es válida para el conflicto con Francia y tal vez para otros conflictos internos a nivel nacional.