Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Grupo delincuencial desmantela autos robados en Yuncos para vender sus partes

Grupo delincuencial desmantela autos robados en Yuncos para vender sus partes

TOLEDO, 16 Abr.

En una operación denominada 'Hoyo 13', la Guardia Civil ha logrado detener a seis hombres e investigar a otras dos personas, todas ellas vinculadas a una red delictiva especializada en el robo de automóviles para desmantelarlos y vender sus piezas en el mercado nacional e internacional de segunda mano.

Los arrestados están siendo acusados de participar en el robo de al menos treinta vehículos, así como de los delitos de receptación, robo de uso de vehículo a motor y pertenencia a grupo criminal.

Según la información proporcionada por la Benemérita, la investigación se inició a raíz de una alerta de una estación de ITV que reportó irregularidades en un automóvil durante una inspección técnica periódica.

Tras recopilar más datos, se descubrieron varios talleres mecánicos ilegales donde se desguazaban autos robados para luego comercializar sus piezas en el mercado nacional e internacional de segunda mano.

Las pesquisas revelaron que los vehículos, principalmente de marcas específicas, eran sustraídos en distintos puntos de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha.

Una vez robados, los autos eran mantenidos en pausa para evitar su detección y posteriormente eran llevados a cuatro talleres clandestinos en Yuncos (Toledo), donde eran desmantelados para vender sus componentes en el mercado nacional e internacional de segunda mano.

Por un lado, las piezas eran distribuidas a través de intermediarios o utilizadas en reparaciones de otros automóviles.

Además, algunas partes de los vehículos eran enviadas por carretera a puertos marítimos con acceso a países del Magreb a través de un ciudadano francés.

Gracias a la colaboración entre España y Polonia, el responsable de los robos de autos en nuestro país fue arrestado en su residencia en Polonia.

En la provincia de Toledo, se llevaron a cabo inspecciones en los talleres clandestinos implicados, donde se confiscaron vehículos robados en proceso de desmontaje, así como numerosas piezas de otros autos con denuncia policial y herramientas para desguazar.

Cabe mencionar que uno de los principales investigados, encargado de robar los vehículos y trasladarlos a los talleres clandestinos, tenía cinco órdenes de arresto pendientes y dos órdenes europeas de extradición.

Talleres clandestinos

El uso de piezas robadas y no verificadas en talleres ilegales puede tener consecuencias mortales en la seguridad vial y la integridad de los conductores.

La investigación fue llevada a cabo por agentes del GIAT Central de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, con la colaboración de la Unidad Técnica de Policía Judicial (Sección de Vehículos), la Unidad de Análisis e Investigación Fiscal y de Fronteras (Udaiff) del Puerto de Algeciras, el Equipo Territorial de Policía Judicial del Puesto Principal de Illescas (Toledo) y las Policías Locales de Yuncos e Illescas (Toledo).