Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Hombre condenado a cadena perpetua por homicidio y intento de encubrimiento con atropello.

Hombre condenado a cadena perpetua por homicidio y intento de encubrimiento con atropello.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo se prepara para iniciar el juicio a J.C.R.F. a partir del próximo lunes, 6 de mayo. El Ministerio Fiscal está solicitando prisión permanente revisable para este hombre, acusado de asesinar a su exmujer en Almonacid de Toledo y luego atropellar su cadáver para simular un accidente.

De acuerdo con el escrito de la Fiscalía, los hechos se remontan a abril de 2022, cuando J.C.R.F. y su exmujer T.I.T. vivían juntos en una casa en Mascaraque, propiedad de ambos pero separados. El fiscal afirma que la víctima quería irse de la casa, lo cual el acusado no aceptaba, exacerbado además por una relación sentimental anterior de T.I.T. que causó fuertes discusiones.

El 4 de abril de 2022, el acusado llevó a su exesposa al trabajo a las 6:00 a.m. en una estación de servicio en Mascaraque. Sin embargo, alrededor de las 7:39 a.m., T.I.T. abandonó el lugar con intenciones de regresar a casa para empacar y marcharse, aprovechando que J.C.R.F. estaba en su trabajo.

Sin embargo, alrededor de las 8:30 a.m., el acusado se dio cuenta de que T.I.T. no tenía trabajo ese día, por lo que regresó a la estación de servicio para comprobar que no estaba allí. Después de hablar con varias personas, incluido el dueño del lugar donde trabajaba T.I.T., el acusado se ausentó de su propio trabajo y esperó a que llegara su exesposa a casa.

Según la Fiscalía, J.C.R.F. llevó a la víctima a Almonacid de Toledo por un camino rural poco transitable, donde la atacó súbitamente, estrangulándola hasta la muerte y abusando sexualmente de ella. Luego, llevó el cuerpo de T.I.T. a un lugar en Almonacid de Toledo para intentar simular un accidente al pasar por encima de él con su coche.

Además, el acusado se apoderó del teléfono móvil de T.I.T., examinando y manipulando su contenido antes y después de su muerte sin su consentimiento. Las autoridades llegaron al lugar después de que J.C.R.F. llamara a los servicios de emergencia para informar del incidente, donde fue detenido y luego ingresado en prisión provisional.

La Fiscalía considera que estos actos constituyen un delito de asesinato con alevosía, agresión sexual y revelación de secretos. Además, señala que existen circunstancias agravantes relacionadas con la relación previa entre el acusado y la víctima, solicitando prisión permanente revisable por asesinato y 15 años de cárcel por agresión sexual.