Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Incautados 38 kilos de tabaco ilegal en Cuenca por la Guardia Civil

Incautados 38 kilos de tabaco ilegal en Cuenca por la Guardia Civil

El Destacamento de Fiscal y Fronteras de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca ha llevado a cabo una importante intervención en la que se han incautado 38 kilogramos de picadura de tabaco en tan solo un día, resultando en la emisión de 13 actas denuncia.

En esta operación, además de la participación de los agentes de la Guardia Civil, se contó con la colaboración del Servicio Cinológico de la Guardia Civil y sus perros detectores de drogas. La mercancía confiscada carecía de sellos fiscales, lo que constituye una evasión fiscal y representa un peligro para los consumidores al desconocer su procedencia y seguridad.

Los envíos de picadura de tabaco intervenidos se presentaban en paquetes de diferentes tamaños y pesos, al vacío, y eran transportados mediante empresas de paquetería. La detección de algunos de estos envíos sospechosos llevó a una operación más amplia en la provincia, complicando la intervención de esta actividad ilegal.

El mercado negro de venta de tabaco a distancia ha ido en aumento, con las redes sociales como principal plataforma de comercialización, principalmente en formato de picadura de tabaco.

La Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, a través del Destacamento de Fiscal y Fronteras, ha intensificado las inspecciones para combatir esta actividad ilegal.

Desde agosto pasado, se han incautado casi 300 kilogramos de tabaco, en todas sus presentaciones, durante inspecciones tanto en empresas como en controles terrestres.

La identificación de los remitentes y destinatarios de esta mercancía ha permitido formular actas de denuncia que se han remitido a la Delegación Provincial de Aduanas e Impuestos Especiales de la AEAT en Cuenca.

La venta de labores de tabaco entre particulares está prohibida, excepto a través de los canales autorizados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, como expendedurías y puntos de venta con recargo.

El comercio ilícito de tabaco no solo constituye un fraude fiscal, sino que también afecta al mercado tabaquero y puede tener consecuencias sanitarias al no cumplir con los controles necesarios para garantizar la seguridad del producto.

Los infractores de estas normativas pueden enfrentar multas significativas, incluso de al menos 2000 euros, y el mercado ilegal de tabaco representa pérdidas importantes para el sector tabaquero en su conjunto.

Además del fraude fiscal, la falta de control sanitario en este tipo de comercio ilegal puede implicar riesgos para la salud de los consumidores al desconocer el proceso de elaboración del producto y su posible contaminación con pesticidas dañinos.