Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Industria lambasts price decreases in the purchase of goat and sheep milk, UPA C-LM holds them accountable

Industria lambasts price decreases in the purchase of goat and sheep milk, UPA C-LM holds them accountable


Toledo, 10 de enero.

La Unión de Pequeños Agricultores de Castilla-La Mancha (UPA) ha expresado su descontento por la firma de contratos de compra de leche de oveja y de cabra con reducciones significativas en los precios. Según informa la UPA, los contratos establecen una reducción de entre 12 y 15 céntimos por litro en la leche de cabra, lo que equivale a un 10% menos; y una reducción de 25 a 27 céntimos por litro en la leche de oveja (no Denominación de Origen), lo que supone un descenso del 15%.

La federación ha señalado que el precio de la leche de cabra llegó a alcanzar 1,14 euros por litro a finales de 2023 y se esperaba que se mantuviera o incluso aumentara en 2024. Sin embargo, afirman que los contratos firmados han fijado un precio de 1,09 euros por litro para el próximo trimestre, según un comunicado de prensa de la UPA.

En cuanto a la leche de oveja, el precio ha pasado de 1,86 euros por litro en 2023 a 1,59 euros por litro en el primer trimestre de 2024. "Una vez más, los ganaderos, que son el eslabón más débil de la cadena, somos los que sufrimos las consecuencias", afirma la UPA.

Las industrias argumentan que la producción tanto de leche de oveja como de cabra ha estado disminuyendo, con una caída del 3,85% interanual en el caso de la leche ovina y del 4,25% en la leche caprina. Aunque esto podría indicar un aumento en los precios para los ganaderos, la UPA denuncia que los contratos llegan tarde y sin posibilidad de negociación.

La UPA ha instado a las industrias a no aprovecharse de su posición de superioridad frente a los productores, especialmente los ganaderos de explotaciones familiares. Algunos afectados han señalado que es irónico que la industria hable de la falta de relevo generacional en el sector, cuando es imposible mantenerse con los precios que se les ofrecen. Según ellos, si no se mejoran las condiciones, no habrá ganaderos ni habrá producción.

La UPA también ha recordado que, en un momento en el que se está intentando atraer a más jóvenes al sector, existen ciertas ventajas para los ganaderos en términos de ayudas, pero ante estas circunstancias, esas ventajas podrían quedar en nada.