Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Mujer sentenciada a 14 años de prisión por asesinato a cuchilladas de su exesposo en Seseña

Mujer sentenciada a 14 años de prisión por asesinato a cuchilladas de su exesposo en Seseña

TOLEDO, 12 Dic. - La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo ha sentenciado a N.G.E., una mujer acusada de entrar en la vivienda de su exmarido en Seseña Viejo y apuñalarlo hasta la muerte mientras él estaba con su pareja en 2020. La condena impuesta es de 14 años de prisión por homicidio.

La sentencia, a la que Europa Press ha tenido acceso, señala que el Ministerio Fiscal redujo su solicitud de pena para la acusada de 23 a 14 años después de que ella admitiera los hechos durante el juicio con jurado popular celebrado en noviembre pasado.

Después de la confesión de la acusada, la representante de la Fiscalía modificó la calificación jurídica de los hechos, pasando de asesinato con alevosía a homicidio, además de aplicar la atenuante de reparación de daño.

De acuerdo con el veredicto de culpabilidad emitido por el jurado popular, la Audiencia toledana considera probado que la víctima, poco antes de las 9:00 a.m. del 26 de noviembre de 2020, después de pasar la noche con su pareja en su casa en Seseña Viejo, tuvo varias conversaciones telefónicas con su ex esposa, de quien se había divorciado años atrás.

Estas conversaciones derivaron en una discusión porque la acusada reprochaba que las hijas menores fueran llevadas al colegio por el chofer de J.R.M. en lugar de él mismo. En un momento dado, J.R.M. observó desde la ventana de su dormitorio que la acusada se encontraba afuera de la vivienda, lo que le hizo pensar que podría provocar una pelea, como ya había hecho en ocasiones anteriores.

Aprovechando que la acusada tenía una llave de la casa que J.R.M. le había dado, ella ingresó a la vivienda y se dirigió directamente al dormitorio donde se encontraban J.R.M. y D.A.P.C. Abrió la puerta y, al encontrarse con su exmarido, le recriminó nuevamente por no haber llevado a las niñas al colegio, al tiempo que notó la presencia de D.A.P.C. en la habitación.

A pesar de que J.R.M. le pidió que se fuera, la acusada se abalanzó sobre la pareja de su exmarido, tirándola del pelo. J.R.M. intentó separarlas, momento en el que la acusada se lanzó sobre su cuello y lo mordió hasta que logró sacarla del dormitorio y cerrar la puerta con llave para evitar que volviera a entrar.

Sin embargo, la condenada golpeó la puerta con tanta fuerza que logró romper la cerradura. J.R.M. y su pareja sentimental, creyendo que la acusada había salido de la vivienda, continuaron vistiéndose en el dormitorio. Pero en lugar de marcharse, la acusada fue a la cocina y tomó dos cuchillos con hojas "afiladas y punzantes".

Con un cuchillo en cada mano, la acusada subió al dormitorio e irrumpió diciéndole a J.R.M. que lo iba a matar. La pareja de J.R.M. reaccionó tomando dos almohadas, una de las cuales le entregó a la víctima, mientras pedían a la acusada que se calmara.

Las advertencias fueron en vano, ya que la procesada se abalanzó sobre su exmarido con los cuchillos, alcanzándolo en el cuello y seccionando la arteria carótida externa distal y la vena yugular interna ipsilateral, provocando la disección postraumática de la arteria vertebral. El ataque continuó hasta que J.R.M. logró salir del dormitorio mientras D.A.P.C., que lo siguió, sujetaba la puerta para evitar que la acusada continuara el ataque.

Lograron abandonar la vivienda y fueron trasladados en un vehículo particular de un vecino hasta un centro médico, mientras la pareja de la víctima trataba en vano de detener la "pérdida masiva" de sangre tapando la herida en el cuello, incluso con sus propias manos.

Luego de los hechos, la acusada salió de la vivienda y primero escondió los dos cuchillos utilizados en el jardín en el agua de una fuente. Luego, tomó su vehículo y siguió el coche en el que J.R.M. era trasladado al centro médico.

J.R.M. fue llevado inicialmente al Hospital Universitario del Tajo en Aranjuez, pero debido a la gravedad de sus heridas, fue trasladado al Hospital Doce de Octubre en Madrid. Desafortunadamente, falleció a las 4:25 p.m. del 2 de diciembre de 2020 tras recibir atención médica.