Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha finalizó el año 2023 con un déficit de 566 millones de euros, representando el 1,12% de su PIB.

Castilla-La Mancha finalizó el año 2023 con un déficit de 566 millones de euros, representando el 1,12% de su PIB.

En el año 2023, los ingresos tributarios han experimentado un incremento del 6,4%, llegando a alcanzar la cifra de 271.935 millones de euros, con un aumento del 9,9% en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del 9% en el Impuesto de Sociedades.

MADRID/TOLEDO, 21 Mar. - Castilla-La Mancha cerró el año 2023 con un déficit de 566 millones de euros, equivalente al 1,12% de su Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con los datos presentados por la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante una rueda de prensa realizada este jueves.

El déficit registrado por la administración regional en el año anterior es inferior al del año 2022, que fue de 808 millones, equivalente en ese momento al 1,92% de su PIB, según información consultada por Europa Press.

En el cierre del año pasado, otras once comunidades autónomas también presentaron déficit: Aragón (-0,82%), Castilla y León (-0,69%), Cataluña (-1,31%), Andalucía (-1,13%), Extremadura (-1,04%), Galicia (-0,13%), Comunidad de Madrid (-0,74%), Murcia (-2,32%), La Rioja (-0,48%), Comunidad Valenciana (-2,45%) y País Vasco (-0,08%).

Por otro lado, cinco comunidades autónomas lograron tener superávit en el año 2023; entre ellas Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria y Navarra.

Los ingresos de las comunidades aumentaron un 5,8%, alcanzando los 236.453 millones, mientras que los gastos aumentaron un 4,6%, llegando a los 249.707 millones. Es importante destacar que la recaudación por impuestos de las comunidades se incrementó en un 13,4%, aunque se registró una disminución en la recaudación de tributos propios de alrededor 1500 millones de euros, debido a las rebajas fiscales implementadas por las comunidades.

En cuanto al déficit de las administraciones públicas en su conjunto, se situó en el 3,66% del PIB al cierre del año 2023, por debajo del dato registrado en 2022 (4,7%), logrando superar el objetivo establecido por el Gobierno con Bruselas (3,9%).

María Jesús Montero ha destacado que, de haber descontado el impacto fiscal de aproximadamente 17.000 millones de euros adoptado por el Gobierno en 2023 para mitigar las consecuencias de la inflación, el déficit del año pasado habría sido del 2,5% del PIB, el porcentaje más bajo de saldo negativo desde antes de la crisis financiera de 2008.

La ministra de Hacienda destacó que el esfuerzo fiscal del Estado para hacer frente a la pandemia y a las repercusiones de la guerra en Ucrania ascendió a 120.000 millones de euros, descontando avales y préstamos.

Para el ejercicio 2024, el Gobierno mantiene su previsión de reducir el déficit público al 3% del PIB, cumpliendo así con el Pacto de Estabilidad de la Unión Europea.

En relación a los subsectores, la Administración Central fue la que más contribuyó a la reducción del déficit, pasando de un 3,1% en 2022 a un 2,1% en 2023, con un total de 30.828 millones de euros, asumiendo la mayoría de la reducción global del déficit en España durante ese año.

En el detalle de la Administración Central, los ingresos crecieron un 4,1%, llegando a los 289.486 millones, y los gastos aumentaron ligeramente en un 0,4%, alcanzando los 320.314 millones. La recaudación del Estado por impuestos aumentó un 5,3% durante el año.

Por otro lado, las comunidades autónomas superaron ligeramente la tasa de referencia comprometida con Bruselas, pasando del 0,6% al 0,9% de déficit y llegando a los 13.254 millones de euros.

En 2023, los ayuntamientos presentaron un déficit del 0,09%, con un total de 1.263 millones de euros, mientras que los Fondos de la Seguridad Social mantuvieron su déficit en un 0,56% del PIB, con un total de 8.211 millones de euros.

Los ingresos tributarios aumentaron un 6,4% en 2023, llegando a los 271.935 millones de euros, mientras que el gasto en consumo creció apenas un 3,8%, gracias a la reducción de los precios energéticos debido a las rebajas en los impuestos especiales.

En general, los ingresos relacionados con el gasto tuvieron un comportamiento similar al año anterior debido a las reducciones del IVA en alimentos y energía. De hecho, de no haber sido por estos cambios normativos, los ingresos habrían sido 3.342 millones de euros más altos.

En cuanto a los impuestos específicos, la recaudación por IRPF fue de 120.280 millones, un 9,9% superior al año anterior, mientras que en el Impuesto sobre Sociedades se recaudaron 35.060 millones de euros, representando un aumento del 9% en comparación con 2022.

Estos datos indican que los beneficios empresariales continúan en ascenso, creciendo a un ritmo superior al 15%, con un aumento significativo en los pagos fraccionados. Todo esto en un contexto marcado por la aplicación del tipo mínimo del 15%, junto con la nueva normativa para los grupos en relación al cálculo de la base imponible.

En cuanto al IVA, los ingresos crecieron un 1,6% a pesar de un aumento del 7,4% en el gasto sujeto a este impuesto, debido a las rebajas en alimentos y energía que generaron una disminución de recaudación de 4.300 millones.

En relación a los Impuestos Especiales, la recaudación fue de 20.757 millones de euros, en línea con las previsiones para 2023. Se registró un aumento de 533 millones en comparación con 2022, representando un incremento del 2,6%.

La mayor recaudación fue por hidrocarburos, con más de 12.000 millones, aunque solo aumentó un 0,6%. Seguido de las labores del tabaco, con más de 6.700 millones, aunque el crecimiento se centró en las labores distintas de los cigarrillos. Por otro lado, el consumo de cigarrillos disminuyó en casi un 5%.

Los ingresos por alcohol descendieron un 7,2%, atribuido a un menor consumo de este tipo de bebidas. No obstante, la recaudación por cerveza se mantuvo en niveles similares a los de 2022, al igual que los ingresos por plásticos no reutilizables o carbón, que se situaron cerca de las previsiones para el ejercicio.