Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Desarticulan taller ilegal que convertía armas simuladas en armamento real.

Desarticulan taller ilegal que convertía armas simuladas en armamento real.

TOLEDO, 25 Nov. - La Policía Nacional y la Oficina Antidrogas de Francia (OFAST) han llevado a cabo una operación conjunta que ha resultado en la detención de ocho personas, tres en España y cinco en Francia. Estos individuos formaban parte de una organización criminal que se dedicaba al transporte de droga hasta Francia y a la transformación de armas.

En el marco de esta operación, se ha desmantelado un taller de manipulación de armas y se han descubierto dos plantaciones indoor de marihuana. Además, las autoridades han incautado una importante cantidad de drogas, incluyendo 34 kilos de heroína, 80 kilos de resina de hachís y 1.000 kilos de hachís. También se han confiscado ocho armas de fuego y moldes de piezas balísticas. Estas sustancias estupefacientes eran suministradas por un clan familiar en la provincia de Toledo, que además manipulaba armas simuladas para que fueran aptas para el disparo con fuego real.

La investigación se inició en abril después de que la Consejería de Interior de la Embajada de Francia en Madrid informara a la Policía Nacional sobre la existencia de un grupo criminal. Este grupo estaba principalmente asentado en Orleans y se estaba abasteciendo de drogas a través de redes de narcotraficantes en España.

Las autoridades tuvieron conocimiento de que uno de los sospechosos se había desplazado hasta Yuncos, una localidad en Toledo, para adquirir una partida de drogas que posteriormente sería distribuida en Francia. Las autoridades francesas interceptaron el convoy de droga en Perpignan y se produjo la detención de cuatro personas, así como la incautación de 80 kilos de resina de cannabis. A raíz de este arresto, se llevaron a cabo varios registros en Francia que resultaron en la detención del principal responsable del convoy y la incautación de 36 kilogramos de heroína.

En España, los agentes confirmaron que esta droga había sido suministrada por un clan familiar en Yuncos, Toledo. La vivienda de esta organización criminal, ubicada en las afueras del municipio, se convirtió en su base de operaciones. Después de vigilar y seguir a los miembros del clan, se procedió a la detención de tres personas y se realizó un registro en el que se encontraron dos cultivos indoor de marihuana con un total de 1.314 plantas, así como 1.000 kilogramos de hachís. Los detenidos modificaban estas sustancias para aumentar su calidad y, por ende, su valor en el mercado.

Además de las drogas, se encontró un taller dentro de la vivienda donde el líder del clan fabricaba y modificaba piezas de armas de fuego. Estas armas, que originalmente eran inutilizadas, simuladas o de fogueo, eran manipuladas para que pudieran disparar con fuego real. En el interior de la vivienda se localizaron ocho armas cortas legales, así como numerosas armas detonadoras y de airsoft. También se encontraron diversas piezas, elementos balísticos y munición de varios calibres. Durante el registro, las autoridades incautaron cerca de 30.000 euros en efectivo y recuperaron una furgoneta que había sido reportada como robada.