Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El acusado de secuestro y maltrato en Ciudad Real niega las acusaciones

El acusado de secuestro y maltrato en Ciudad Real niega las acusaciones


CIUDAD REAL, 14 May.

Un joven de 22 años acusado de secuestrar y agredir a su ex pareja en Ciudad Real ha negado rotundamente los hechos durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial este martes.

El acusado, D.R.A., ha afirmado que en ningún momento quiso acercarse a ella y ha acusado a su ex pareja de hacerle la vida imposible. Según su testimonio, mantuvieron una relación mucho antes de que ella presentara la denuncia en 2021.

Además, ha insinuado que las lesiones que sufrió la denunciante podrían haber sido auto infligidas, ya que no estaban juntos en esos momentos. Ha asegurado que las denuncias falsas buscan destruir su vida.

En el momento de los hechos, el acusado tenía una orden de alejamiento de 300 metros de su ex pareja. A pesar de conocer esta medida, la Fiscalía sostiene que la golpeó y la obligó a subir a un vehículo conducido por un amigo, llevándola contra su voluntad hacia Puertollano, donde la retuvo durante cuatro días en la vivienda de un familiar.

En su defensa, el acusado ha argumentado que su ex pareja lo amenazó con hacerle la vida imposible si no estaban juntos. Además, ha afirmado que era imposible que se desplazara a Ciudad Real para secuestrarla, ya que no tenía coche ni carné de conducir.

Por otro lado, la denunciante y ex pareja del acusado ha declarado que fue engañada, golpeada con un ladrillo y quemada con un cigarrillo durante su secuestro de cuatro días. Según su testimonio, logró escapar mientras el acusado dormía y fue ayudada por vecinos.

Los agentes que intervinieron en el caso han confirmado que recibieron una llamada alertando sobre la presencia de la ex pareja merodeando por la zona. Cuando llegaron al lugar, la denunciante logró escapar y refugiarse en el domicilio de su madre en Ciudad Real, desde donde vio al acusado husmeando cerca de la vivienda.

La Fiscalía solicita una condena de seis años de prisión para el acusado por detención ilegal, quebrantamiento de medida cautelar y maltrato.