Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El Gobierno da por cancelado el ATC de Villar de Cañas y cederá gratuitamente las instalaciones para otros fines públicos

El Gobierno da por cancelado el ATC de Villar de Cañas y cederá gratuitamente las instalaciones para otros fines públicos

El Gobierno ha dado por concluida la construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) para albergar residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca). Enresa, la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, deberá ceder gratuitamente los terrenos y edificios destinados a este proyecto para que se les pueda dar otro uso de interés público o social.

La resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado establece que Enresa debe tomar las medidas necesarias para abandonar el proyecto y finalizar los trámites iniciados para su puesta en funcionamiento.

Según el Gobierno, en el año 2011 se aprobó la ubicación del ATC en Villar de Cañas, y Enresa adquirió los terrenos necesarios y construyó edificios destinados a diversos fines. También se iniciaron los procedimientos administrativos para obtener las autorizaciones necesarias para la construcción y puesta en marcha del ATC.

Sin embargo, el 7º Plan de Gestión de Residuos Radiactivos, aprobado en diciembre pasado, decidió disponer de almacenes temporales descentralizados en las centrales nucleares de Almaraz, Ascó, Cofrentes, Santa María de Garoña, José Cabrera, Trillo y Vandellós II. Estos almacenes tendrán capacidad suficiente para almacenar el combustible gastado y los residuos generados durante la operación y desmantelamiento de cada central hasta su traslado a un almacén geológico profundo.

Este cambio de estrategia del Gobierno supone el abandono definitivo del proyecto del ATC en Villar de Cañas, y se procederá a una terminación ordenada de todos los trámites iniciados. Enresa deberá buscar un nuevo uso para los terrenos y edificios adquiridos, ya que ya no serán necesarios para el servicio público que la empresa tiene encomendado.

El Gobierno considera importante que estos terrenos y edificaciones puedan contribuir al desarrollo económico y social de la región. Por lo tanto, se ha dejado sin efecto la designación de Villar de Cañas como emplazamiento del ATC y se ha instado a Enresa a desistir en todos los trámites relacionados con su construcción.

Además, Enresa deberá ceder gratuitamente estos terrenos y edificios a la Administración General del Estado, la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, entidades locales de la provincia de Cuenca o fundaciones públicas de estas administraciones, para su uso en actividades de interés público o social.