Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El Plan Antitabaco será aprobado por Sanidad mañana a pesar de la falta de adhesión de algunas comunidades autónomas.

El Plan Antitabaco será aprobado por Sanidad mañana a pesar de la falta de adhesión de algunas comunidades autónomas.

El Ministerio de Sanidad se prepara para aprobar el Plan Integral de Prevención y control del Tabaquismo (PIT) 2024-2027 en el Consejo Interterritorial del SNS, a pesar de que algunas Comunidades Autónomas no se adhieran al mismo. Según fuentes cercanas al Ministerio, se han convocado reuniones para buscar un consenso en torno a las medidas propuestas.

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha afirmado que el Plan se plasmará pronto en una ley, permitiendo a aquellas regiones que deseen implementar algunas medidas antes de su desarrollo a nivel estatal contar con un aval para hacerlo.

A pesar de los intentos de consenso, el Plan se aprobará sin la unanimidad de todas las CCAA, que tenían hasta el mediodía del jueves para decidir su adhesión y cuyas posturas se revelarán el viernes durante el pleno del Consejo Interterritorial del SNS.

El objetivo principal es lograr cambios legislativos para poder llevar a cabo acciones como la prohibición de fumar en terrazas o el aumento del precio del tabaco, entre otras medidas contempladas en el Plan.

El secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, ha expresado en redes sociales su compromiso con la continuidad del Plan a pesar de la falta de apoyo por parte del Partido Popular. Ha destacado que el documento ha sido objeto de trabajo durante varios años y cuenta con el respaldo de expertos en la materia.

Ante las críticas sobre la falta de memoria económica en el Plan, Padilla ha asegurado que su impacto económico se derivará de futuras normativas con estimaciones presupuestarias. Del mismo modo, ha defendido la validez de la medida de empaquetado genérico y abordará con Hacienda posibles acciones para contrarrestar el consumo de tabaco.

En cuanto a propuestas como la voluntariedad de prohibir fumar en terrazas o la implementación de incentivos fiscales para espacios libres de humo, Padilla ha argumentado que estas medidas no tienen justificación clara y ha resaltado la importancia de priorizar el bienestar general a través de regulaciones efectivas.

En definitiva, a pesar de las reticencias y críticas, el Ministerio de Sanidad sigue adelante con su objetivo de combatir el tabaquismo y promover medidas para mejorar la salud pública en España.