Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El PP de Castilla-La Mancha critica a Page por respaldar a Sánchez en el Comité, calificando su gestión de secuestro nacional por cinco días.

El PP de Castilla-La Mancha critica a Page por respaldar a Sánchez en el Comité, calificando su gestión de secuestro nacional por cinco días.

La presencia de Emiliano García-Page en el Comité Federal del PSOE para respaldar a un Pedro Sánchez acorralado por la corrupción ha sido duramente criticada por Santiago Serrano, viceportavoz parlamentario del Partido Popular de Castilla-La Mancha. Serrano ha acusado a Sánchez de secuestrar al país durante cinco días para maniobrar políticamente y garantizar su supervivencia, en medio de un escándalo que ha causado vergüenza a nivel internacional.

Estas declaraciones fueron realizadas durante la inauguración de la Feria Ganadera Pelahustán, donde Serrano también expresó su respaldo al sector primario de la región, en contraposición a la actitud de García-Page. Según el PP, mientras ellos apoyan a los trabajadores del campo, García-Page respalda a un presidente envuelto en controversias y sin capacidad de oponerse a la amnistía.

El viceportavoz del PP ha exigido explicaciones al líder regional de los socialistas por respaldar a un presidente en aprietos, mientras la región de Castilla-La Mancha enfrenta un preocupante aumento del desempleo. Con más de 150,000 personas sin trabajo, la gestión de García-Page ha sido calificada como desastrosa por Serrano, quien ha destacado que la región multiplica por cinco la subida de la media nacional en cuanto al desempleo.

Según Serrano, las políticas de Page son un fracaso evidente y reflejan una dirección equivocada, alejada de las necesidades reales de la población. Además, ha señalado la negativa del líder socialista a reducir impuestos, lo que agrava la situación ya delicada de la región.

En contraste, Serrano ha dejado claro que el PP sigue apoyando al sector primario, mientras el PSOE aplaude a Sánchez para mantenerlo en el poder a toda costa, respaldando su supervivencia política. La división entre ambos partidos en Castilla-La Mancha parece más evidente que nunca, con posturas opuestas en temas cruciales para el desarrollo y bienestar de la región.