Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Piden 6 años de prisión por abuso a hija de amigo discapacitada en Puertollano.

Piden 6 años de prisión por abuso a hija de amigo discapacitada en Puertollano.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el día 14 de septiembre a V.C.O.N, acusado por un delito de abuso sexual en Puertollano contra la hija de un amigo suyo. La Fiscalía pide para él una pena de seis años de prisión. La víctima padece un trastorno bipolar y tiene una discapacidad intelectual del 36%.

Según el escrito de la Fiscalía, el acusado conoció a A., la víctima, presentada por su padre B. ambos tenían una amistad desde hace mucho tiempo. El procesado era consciente de las limitaciones psíquicas y psicológicas de A. y de que tomaba una medicación incompatible con el consumo de alcohol, hecho que fue comunicado por el padre al acusado. A pesar de esto, en una ocasión el acusado y A. tomaron varias cervezas y ella se embriagó. El acusado tuvo que acompañarla a su casa debido a su estado de embriaguez.

El procesado se presentó ante A. como alguien en quien podía confiar y trató de conocer aspectos sobre su intimidad, incluso introduciendo el tema sexual en sus conversaciones por mensajes de WhatsApp. A. admitió que había mantenido una relación sexual después de haber bebido y se arrepentía de ello. A pesar de esto, confiando en las intenciones del acusado, A. le pidió que la acompañara a su casa en una ocasión, pero le advirtió que no quería tomar alcohol. Sin embargo, el acusado comenzó a pedir cervezas y continuaron bebiendo.

Cuando A. estaba mareada y quería ir a su casa, el acusado sugirió ir al domicilio de A. para evitar que su madre los regañara. Una vez en el interior de la vivienda, el acusado comenzó a tocar a A., quien no tenía capacidad de reacción debido a su estado. A pesar de que A. indicó que no quería continuar, no tenía la fuerza ni la actitud para resistirse. A. terminó durmiéndose en el sofá y al despertar se dio cuenta de que el acusado se había aprovechado sexualmente de ella mientras dormía.

A. acudió a la Seguridad Social el día 19 de junio y relató lo sucedido al médico de Urgencias. El día 22, denunció los hechos a la Policía. Se dictaminó una orden de alejamiento del acusado hacia A. y se le prohibió acercarse a su domicilio, lugar de estudio y cualquier otro lugar frecuentado por ella, así como comunicarse con ella.

Ante estos hechos, el Ministerio Fiscal solicita una pena de seis años de prisión, además de una medida de libertad vigilada de cinco años una vez cumplida la pena de prisión y una indemnización de 10.000 euros para la víctima, junto con las costas judiciales.