Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Seis detenidos por estafa millonaria en exportación de jamones con sello sanitario en Seseña y Leganés.

Seis detenidos por estafa millonaria en exportación de jamones con sello sanitario en Seseña y Leganés.

En una operación policial llevada a cabo en Leganés (Madrid) y Seseña (Toledo), la Policía Nacional ha detenido a seis personas y ha desmantelado un grupo criminal que habría defraudado la impresionante cifra de 17 millones de euros durante un período de cinco años. La estafa consistía en la exportación de jamones con sellos sanitarios falsificados.

Las personas detenidas ocupaban diferentes cargos de responsabilidad en una empresa dedicada al despiece de carne en Leganés y utilizaban el sello legal de otra compañía para hacer pasar los jamones como productos legales aptos para la exportación.

La investigación se inició en agosto del año pasado, cuando se sospechó que una empresa cárnica con instalaciones en Leganés y Seseña estaba usando un sello sanitario falso. La Jefatura Superior de Policía de Madrid fue la encargada de llevar a cabo las averiguaciones.

Estos individuos se encargaban de despiezar los jamones y, después de falsificar los sellos, los distribuían a sus clientes para su exportación, quienes desconocían completamente la falsificación en la que estaban involucrados. La empresa dueña del sello legal ni siquiera estaba al tanto de estas actividades ilícitas que se habrían estado realizando durante años.

Tras una minuciosa investigación, se planeó una inspección en las sedes de la empresa, contando con la colaboración de las autoridades laborales y sanitarias de Madrid y Toledo. Durante los registros, se descubrió el sello falso en la nave de Leganés, lo que llevó a la detención de los responsables por presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa y falsificación de documentos.

Además, las autoridades sanitarias ordenaron la inmovilización y destrucción de diez palets de carne por irregularidades en su conservación. Este caso ha dejado al descubierto una red de fraude que habría operado en el sector cárnico durante años, con consecuencias graves para la salud pública y el comercio internacional.