Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

ANPE exige a la Junta un protocolo para abordar el clima en los centros docentes.

ANPE exige a la Junta un protocolo para abordar el clima en los centros docentes.

ANPE ha vuelto a solicitar al Gobierno de Castilla-La Mancha que implemente un protocolo ante inclemencias meteorológicas que brinde medidas de prevención, seguimiento y respuesta adecuadas para los centros educativos. Julio César Casarrubios, presidente de ANPE Toledo, y Juan José Arévalo Jiménez, asesor jurídico del sindicato, han hecho esta petición durante una rueda de prensa, señalando que la región ha experimentado frecuentes fenómenos meteorológicos adversos, como Filomena y DANA, que afectan a las escuelas.

Según ANPE, es necesario que la comunidad cuente con un protocolo para que los equipos directivos tengan instrucciones claras sobre cómo actuar en estas situaciones, ya que la población en general se ve desbordada. Esta solicitud se basa en la ley nacional de Educación, conocida como Lomloe.

El sindicato ha expresado solidaridad con los municipios, familias y centros educativos afectados por las recientes lluvias torrenciales. ANPE no sabe si los municipios más dañados, como Yunclillos, Recas, Arcicóllar, Villaluenga, Magán o Mocejón, han podido abrir sus puertas. Además, ANPE ha hecho hincapié en la necesidad de establecer un protocolo de inclemencias meteorológicas, lo cual proporcionaría seguridad tanto a las familias como al personal docente.

A modo de ejemplo, se ha mencionado el caso de los centros 'Ciudad de Aquisgrán' y 'Princesa Galiana', ubicados en el barrio de Santa Bárbara en Toledo, que siempre se ven afectados por estos fenómenos debido a su ubicación junto a un arroyo. Si hubiera un protocolo, los estudiantes de estos centros podrían ser trasladados temporalmente a otras instalaciones disponibles, como las de la Fábrica de Armas.

ANPE también ha dado voz a testimonios de docentes que viven en los municipios más afectados por la DANA y que no pueden ir a trabajar porque han perdido sus hogares y vehículos. Estos docentes están preocupados por su situación administrativa actual y preguntan si existen permisos especiales para este tipo de situaciones.

Otra solicitud de ANPE es la incorporación de enfermeras y psicólogos clínicos en los centros educativos, dada la creciente prevalencia de problemas de salud mental en niños y adolescentes. Según el sindicato, los docentes no están capacitados para hacer frente a estas situaciones y los servicios de Atención Primaria están desbordados. ANPE advierte que estas situaciones vividas en Secundaria ahora también se están volviendo comunes entre los alumnos de los últimos años de Primaria.

Por otro lado, ANPE se ha mostrado satisfecho con la implementación del acuerdo suscrito en marzo pasado entre el Gobierno regional, ANPE y UGT, que revierte los recortes sufridos desde 2012. Además, ANPE ha solicitado reducir la burocracia para que los docentes puedan centrarse más en trabajar con sus alumnos en lugar de llenar papeles. Según el sindicato, la carga burocrática de los profesores ha aumentado con la implementación de la Lomloe, la cual introduce nuevos informes y documentos.

ANPE también se opone a la promoción y titulación de los alumnos con asignaturas suspendidas, tal como permite la norma educativa, ya que consideran que esto perjudica a los estudiantes más vulnerables. El sindicato argumenta que aquellos con recursos económicos pueden acceder a clases particulares, mientras que aquellos sin recursos están siendo perjudicados.