Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Convenio de Panaderías de Toledo asegura un incremento salarial del 8% a un millar de trabajadores

Convenio de Panaderías de Toledo asegura un incremento salarial del 8% a un millar de trabajadores

TOLEDO, 13 Ene.

Los sindicatos CCOO-Industria y UGT-FICA de Toledo y la patronal del sector han firmado el Convenio de Panaderías 2023-25, que afecta a más de mil trabajadores y trabajadoras de la provincia. El nuevo convenio establece un incremento salarial del 2% para 2023, con efectos retroactivos desde enero de ese año; y sendas subidas del 3% para los años 2024 y 2025.

Según han informado los sindicatos, recupera además la cláusula de revisión, que este convenio había perdido; de forma que, si al finalizar su vigencia, el IPC acumulado durante todo el periodo supera la suma de los incrementos pactados (8%), la mitad de la diferencia se llevará a tablas.

El convenio fija también sendas reducciones de dos horas en la jornada anual para los años 2024 y 2025, finalizando este año en 1.771 horas.

Se amplía, además, desde los 17.000 hasta los 25.000 euros, el seguro por accidente laboral; que también amparará a las/os trabajadores/as afectados por enfermedades profesionales.

"La inclusión de la protección frente a la denominada 'asma del pandero', una enfermedad alérgica causada por la inhalación de harina de trigo a diario, era no solo una reivindicación sindical, sino una necesidad, una obligación, una cuestión de previsión y justicia", han indicado las organizaciones sindicales.

Por ello han valorado la firma de este convenio que, según han recordado, fue de los que caducaron en la provincia de Toledo al finalizar 2022, el único que quedó pendiente de firma el pasado año, pero que ha sido posible firmar en los primeros días de enero de 2024 y sin dar por perdido el año vencido.

"El nuevo convenio pone además fin a un larguísimo periodo de pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y las trabajadoras.
El sector mantuvo los salarios congelados desde 2016 a 2019, y desde el 2020 al 2022 sólo se incrementaron un 2,5%, frente a al alza del 12,2% que ha experimentó el IPC en ese periodo", han denunciado.

"Desde el final de 2015, los empleados de las panaderías toledanas han perdido casi un 15% de poder adquisitivo; ahora van a tener una subida de ocho puntos hasta el final de 2025 y la garantía de que tienen una cierta protección frente a la posibilidad de que el IPC suba por encima".

Dicho esto, han asegurado que, aunque todos los acuerdos son valiosos, en este caso, lo es especialmente porque culmina de la mejor manera posible para ambas partes una negociación "muy larga, muy difícil y conflictiva".

"La posición de la patronal, que ofrecía una subida global del 5% para los tres años de vigencia, nos obligó a multiplicar las asambleas informativas en las empresas de toda la provincia preparando la posible convocatoria de una huelga general en el sector, que en más de un momento se evitó in extremis restableciéndose la negociación, aunque fuera a trancas y barrancas".

Por ello destacan que, finalmente, empresas y personas trabajadoras tienen un convenio que permitirá al conjunto del sector afrontar los dos próximos años con una regulación laboral y salarial acordada, "la mejor garantía para la competitividad empresarial y la paz social".