Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El IMV reduce drásticamente la cobertura en población vulnerable en Baleares, según radiografía de 4 años.

El IMV reduce drásticamente la cobertura en población vulnerable en Baleares, según radiografía de 4 años.

La implementación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) sigue generando controversia, según la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales. Después de cuatro años, solo el 12,2% de la población en riesgo de pobreza recibe esta prestación, y critican al Gobierno por no coordinarse con los servicios sociales municipales para ampliar su alcance. En Castilla-La Mancha, solo el 8,7% de la población vulnerable está cubierta por el IMV.

Además, se señalan enormes disparidades regionales, como el 24,5% de cobertura en Euskadi frente al 5,9% en Baleares.

Los gerentes de Servicios Sociales acusan al Gobierno de no cumplir su promesa de llegar a las 850.000 familias que viven en pobreza extrema en España. La asociación critica la falta de eficacia en la gestión del IMV y menciona las "colas del hambre" como prueba de ello.

Según los datos recopilados, en abril se beneficiaron 589.948 familias a través del IMV, englobando la renta básica de subsistencia y el complemento de ayuda para la infancia. Sin embargo, solo el 2,1% de la población recibe la renta básica por tener ingresos inferiores a la renta garantizada.

La asociación destaca que solo se ha alcanzado el 46,2% de cobertura de pobreza severa y que el IMV solo llega al 12,2% de las personas en riesgo de pobreza en España.

En términos territoriales, hay grandes diferencias entre las Comunidades Autónomas. Por ejemplo, el IMV llega al 24,6% de la población en Euskadi, pero solo al 8,7% en Castilla-La Mancha.

Ante estos datos, la asociación pide un impulso mayor para incorporar el IMV en la gestión de los servicios sociales de atención primaria, criticando la falta de coordinación por parte del Ministerio de Inclusión y Seguridad Social.

En resumen, la implementación del Ingreso Mínimo Vital no ha logrado cubrir a la gran mayoría de las personas en situación de vulnerabilidad, lo que genera críticas y peticiones de mejoras en su gestión por parte de las autoridades correspondientes.