Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

"El programa de viviendas cedidas por Gicaman beneficia a unas 50 mujeres víctimas de violencia de género"

El gobierno de Castilla-La Mancha ha firmado un acuerdo para que la empresa pública Gicaman ponga a disposición del Instituto de la Mujer todas sus viviendas con el fin de alojar a mujeres víctimas de violencia de género. El convenio ha sido rubricado por el consejero de Fomento, Nacho Hernando, y la consejera de Igualdad, Sara Simón. Según Hernando, este acuerdo es uno de los más importantes que se han alcanzado en el gobierno de la región.

Hasta el momento, unas 50 mujeres víctimas de violencia de género han podido alojarse en una de estas viviendas. El gobierno regional cuenta con una red de Centros de la Mujer que ofrecen apoyo y recursos, pero en casos de extrema urgencia es necesario utilizar otras opciones. Este convenio permitirá que, ante cualquier emergencia señalada por la Consejería de Igualdad, el Instituto de la Mujer, las delegaciones provinciales de Igualdad o los centros de la mujer, una de las viviendas de Gicaman pueda ser alquilada prioritariamente a una mujer víctima de violencia de género y a sus hijos.

El alquiler de estas viviendas tendrá un costo simbólico de 1,000 euros al año para cubrir los gastos asociados. Esta cantidad será ingresada por el Instituto de la Mujer a Gicaman, que es la empresa pública propietaria de estas viviendas. Hasta el momento, este plan ha conseguido ayudar a 50 mujeres víctimas de violencia de género, pero el objetivo es que ninguna mujer tenga que recurrir a este recurso.

Este acuerdo ha sido celebrado por Hernando, quien destaca el papel de la política en ayudar a las personas que más lo necesitan. Por su parte, la titular de Igualdad recalca la importancia del convenio y enfatiza en la necesidad de construir una sociedad más justa en la que las mujeres no sean víctimas de violencia.

Sara Simón también aprovecha la comparecencia para hacer un llamamiento a los propietarios de viviendas en el mercado para que sean sensibles a la demanda de las mujeres que necesitan refugio. El Gobierno de Castilla-La Mancha facilita recursos para estas mujeres y en ocasiones no se encuentran viviendas disponibles para alquilar.