Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

La Jefatura de Castilla-La Mancha acepta 46 nuevos policías nacionales para empezar sus prácticas en comisarías regionales.

La Jefatura de Castilla-La Mancha acepta 46 nuevos policías nacionales para empezar sus prácticas en comisarías regionales.

TOLEDO, 26 Jul.

La Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha incorpora desde este mes un total de 34 alumnos de la XXXVIII promoción de Escala Básica y 12 de la XXXV promoción de Escala Ejecutiva, que llevarán a cabo la última fase de su formación en las diferentes Comisarías de la región.

Del total de alumnos que han elegido Castilla-La Mancha para formarse, 5 de Escala Básica se incorporan a la Comisaría Provincial de Albacete, otros 5 a la Comisaría Provincial de Ciudad Real a los que habría que sumar otros 2 de Escala Ejecutiva; 5 de Escala Básica y 2 de Escala Ejecutiva a la Comisaría Provincial de Cuenca, 5 más de Escala Básica y 1 de Ejecutiva a la Comisaría Provincial de Guadalajara, 7 de Escala Básica y 3 de Escala Ejecutiva a la Comisaría Provincial de Toledo.

En cuanto a las Comisarías Locales, Alcázar de San Juan incorpora un alumno de Escala Ejecutiva, Puertollano cuenta con 7 alumnos de Escala Básica y 1 de Ejecutiva; y Talavera de la Reina 2 de Escala Ejecutiva, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Con este periodo de prácticas los nuevos agentes afrontan la última fase de su formación, en la que conocerán de primera mano los servicios que se ofrecen a los ciudadanos en cada Comisaría, prestarán servicio en todas las áreas operativas y bajo la supervisión de un tutor, pondrán en práctica los conocimientos que han adquirido durante el curso académico de la Escuela Nacional de Policía con sede en Ávila.

Responsabilidad, dedicación, integridad, espíritu de equipo, decisión y corrección en el trato hacia los ciudadanos y los propios compañeros, son los valores que deberán demostrar los aspirantes a formar parte de la Policía Nacional.

El camino que tienen que superar los aspirantes a la Escala Básica de la Policía Nacional (categoría de Policía) comienza con la fase de oposición libre.

Una vez aprobada, se consideran policías-alumnos y se incorporan a la Escuela Nacional de Policía de Ávila, donde realizan un curso académico en régimen de internado de nueve meses de duración, fase que es además de selectiva, irrepetible.

Finalizada la formación en la Escuela, los futuros agentes inician el periodo de prácticas en diferentes plantillas de España, la última fase del proceso de selección, que dura otros doce meses.

Superada esta última fase, tiene lugar el acto de Juramento o Promesa con el que se formaliza la toma de posesión del cargo como funcionario de Policía Nacional.

En cuanto al acceso a la Escala Ejecutiva (categoría de Inspector de Policía) se requiere igualmente una fase de oposición que, una vez aprobada, daría lugar a un curso de formación de dos cursos lectivos a cuya finalización tendrán que presentar un Trabajo Fin de Máster que habrán ido desarrollando durante su estancia en la Escuela Nacional de Policía bajo la dirección y supervisión de un profesor.

Su primer contacto con la práctica operativa lo tendrán durante el Aula Abierta, en una actividad docente que se desarrolla durante las últimas semanas del primer curso.

Cuando finalizan los dos cursos de formación, inician el periodo de prácticas propiamente dicho, en el que aplicarán los conocimientos prácticos adquiridos y podrán desarrollar los procesos de mando consustanciales a las capacidades profesionales del futuro inspector, así como el refuerzo de las actitudes y valores policiales.

Para más información sobre la tramitación de instancias y requisitos para acceder al proceso selectivo de la Policía Nacional, pueden consultar la página web www.policia.es.

A lo largo de su carrera profesional, los agentes de la Policía Nacional pueden promocionarse a una categoría superior por la modalidad de concurso oposición o antigüedad selectiva.