Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Récord de solicitudes de inscripción en el registro de voluntades anticipadas en C-LM para el año 2023.

Récord de solicitudes de inscripción en el registro de voluntades anticipadas en C-LM para el año 2023.

En la región de Castilla-La Mancha, el año 2023 ha sido testigo de un incremento sin precedentes en las solicitudes de inscripción en el registro de voluntades anticipadas. Un total de 1.774 personas han formalizado su inscripción, con mayor número de solicitudes provenientes de Albacete, Ciudad Real, Toledo, Guadalajara y Cuenca.

Desde octubre de 2006 hasta el 31 de diciembre de 2023, un total de 11.982 personas han registrado su declaración en el Registro de Declaración de Voluntades Anticipadas de la región. Las cifras muestran que las mujeres representan el 62,92% de las inscripciones, mientras que los hombres alcanzan el 37,08%. Más de la mitad de los inscriptores se encuentran en el rango de edad de 40-64 años, totalizando el 55,61%.

La tendencia de la edad de declaración ha ido en aumento con el paso de los años, pasando de una mediana de 48 años en 2007 a más de 54 años a partir de 2014 y alcanzando los 61 años en 2023, según ha informado la Junta en un comunicado.

Casi el 98% de las declaraciones se han formalizado frente a un funcionario del Registro de Voluntades Anticipadas, mientras que un pequeño porcentaje se realizó ante notario o ante tres testigos. Además, alrededor del 66,55% de los inscriptores han designado al menos a una persona representante para actuar como intermediario con el médico responsable y el equipo sanitario.

Es relevante destacar que un alto porcentaje, el 55,62% de los inscriptos, han manifestado su deseo de donar sus órganos para ayudar a otros. A partir de 2019, se ha observado un aumento en el porcentaje de donantes de órganos, manteniéndose por encima de la media, con un 63,30% de personas declarándose como donantes en 2023.

Además, un total de 1.439 personas, que representan el 13,19% de los inscriptores, han expresado su voluntad de donar sus cuerpos para la investigación y la docencia.

Desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia en 2021, hasta diciembre de 2023, un total de 1.891 personas han incluido en su Declaración de Voluntades Anticipadas la solicitud de ayuda para morir según lo establecido en la ley, abarcando un 56,97% de las declaraciones en ese periodo.

La Declaración de Voluntades Anticipadas es un documento en el que una persona mayor de edad y en pleno uso de sus facultades manifiesta de manera anticipada sus deseos respecto a los cuidados y tratamientos que desea recibir en caso de no poder expresarlos personalmente. Asimismo, puede expresar su deseo de donar sus órganos o su cuerpo después de su fallecimiento.

La persona que realiza la declaración puede designar a un representante para que, en caso necesario, sirva como interlocutor con el equipo sanitario y así tomar decisiones acordes con sus deseos y valores personales.

Las voluntades anticipadas expresadas en este documento son de obligado cumplimiento para el personal médico y sanitario, prevaleciendo sobre las opiniones de familiares o representantes designados por el declarante. Sin embargo, la voluntad de la persona prevalecerá en todo momento mientras mantenga su capacidad de decisión.

La declaración puede formalizarse ante un funcionario del Registro de Voluntades Anticipadas, un notario o tres testigos, y puede ser modificada o revocada en cualquier momento mediante una nueva declaración.