Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Rescatadas tres mujeres víctimas de trata en plantaciones de marihuana en Colmenar de Oreja y Chiloeches.

Rescatadas tres mujeres víctimas de trata en plantaciones de marihuana en Colmenar de Oreja y Chiloeches.

En una operación realizada por agentes de la Policía Nacional se logró rescatar a tres víctimas de trata que estaban siendo explotadas en plantaciones de marihuana en Colmenar de Oreja y Chiloeches, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Una organización reclutaba a estas víctimas en sus países de origen bajo falsas ofertas de trabajo en construcción, pero al llegar a España eran llevadas a fincas para trabajar en el cultivo de marihuana. Se incautaron 2500 plantas y más de 4200 cogollos, con un valor estimado en el mercado negro de más de 270.000 euros.

La investigación se inició en mayo del año pasado tras recibir información sobre la situación de estas personas que estaban siendo explotadas.

La red criminal se encargaba de todos los aspectos relacionados con el traslado de las víctimas a España, incluso comprando sus boletos de avión y facilitándoles dinero para justificar su estancia en el país.

Una vez en España, las víctimas eran obligadas a trabajar en diferentes plantaciones de marihuana, realizando labores de cultivo y poda de las plantas para su posterior venta. Parte de las ganancias se destinaba a pagar la deuda contraída con la organización.

Las víctimas pasaron un tiempo custodiando las plantaciones, sufriendo amenazas y coacciones que les impedían abandonar la actividad. Además de su situación irregular, estaban sometidas a un estricto control por parte de la organización, con normas restrictivas, confiscación de documentación, vigilancia mediante cámaras y condiciones laborales abusivas.

A finales del año pasado, la red criminal dedicada a la trata de personas con fines delictivos fue desmantelada y dos de sus miembros fueron arrestados. El tercer integrante fue capturado a principios de este mes.

Los tres detenidos enfrentan cargos por trata de personas, pertenencia a organización criminal, delitos contra la salud pública, robo de electricidad y violación de los derechos de ciudadanos extranjeros.