Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha recorta drásticamente el gasto en rentas mínimas bajo el nuevo programa IMV, afirma el Gobierno central.

Castilla-La Mancha recorta drásticamente el gasto en rentas mínimas bajo el nuevo programa IMV, afirma el Gobierno central.

Un informe revela que la implantación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en 2020 ha provocado una reducción significativa del gasto en rentas mínimas en 13 comunidades autónomas de España. La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha advertido que algunas regiones han recortado su gasto en más de un 80%, como es el caso de Madrid y Aragón. Estas cifras se desprenden del Informe de Rentas Mínimas de Inserción (RMI) correspondiente al año 2022, elaborado por el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030.

De acuerdo con los datos recogidos por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, en promedio, las rentas mínimas de inserción en España han disminuido un 12,8% desde la implementación del IMV.

Las comunidades autónomas de Aragón y Madrid son las que han experimentado la mayor reducción en estas rentas mínimas, con un 81,2% y un 84,5%, respectivamente. Les siguen Castilla-La Mancha (-72,9%), Castilla y León (-63,3%), La Rioja (-55,6%) y Murcia (-55,2%).

Por otro lado, Canarias ha aumentado su cuantía en un 126,7%, seguida de Baleares (87,3%), Cataluña (23,3%) y Comunidad Valenciana (10,81%).

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha señalado que la reducción de los presupuestos de las RMI en la mayoría de las comunidades autónomas ha supuesto una pérdida global de 241 millones de euros en los dos años transcurridos desde la aprobación del IMV. Además, la asociación ha denunciado que muchas comunidades han destinado los ahorros de sus presupuestos de RMI a otros fines que no sean los servicios sociales.

Asimismo, las directoras y gerentes de Servicios Sociales han advertido que solo el 7,9% de la población en situación de pobreza en España ha recibido las RMI ofrecidas por las Comunidades Autónomas. Este porcentaje ha disminuido desde 2015, con excepción del primer año de la pandemia (2020), cuando alcanzó su nivel más alto, con un 8,7%.

Por otro lado, se observan diferencias significativas entre comunidades autónomas. Navarra y País Vasco son las regiones donde las rentas mínimas alcanzan a más del 50% de su población por debajo del umbral de la pobreza, seguidas de Asturias (22,5%) y Cataluña (15,1%). En contraste, en cuatro comunidades autónomas, estas rentas no llegan ni al 2,5% de las personas en situación de pobreza: Madrid (2,4%), Murcia (1,6%), Andalucía (1,6%) y Castilla-La Mancha (0,6%).

En cuanto a la cuantía media por persona receptora de las RMI en España, la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha señalado que representa solo el 13,9% de la renta media por hogar, lo cual es considerado extremadamente bajo y ha disminuido dos puntos en el último año.

Además, existen diferencias significativas entre las comunidades autónomas en este aspecto. Baleares (33,6%), Canarias (18,3%), Asturias (17,2%), Comunidad Valenciana (15,5%) y Extremadura (15,4%) son las que otorgan las cuantías más altas en relación con la renta media de los hogares. Por otro lado, Murcia (8,6%), Madrid (8,3%) y Aragón (2,5%) son las regiones que otorgan las cuantías más bajas.