Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

El Comité de Empresa de Atento en Toledo exige a Page y Velázquez que denuncien el "ERE encubierto".

El Comité de Empresa de Atento en Toledo exige a Page y Velázquez que denuncien el

El Comité de Empresa de Atento en Toledo ha entregado sendas cartas al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y al alcalde de la capital regional, Carlos Velázquez, pidiendo su apoyo ante la intención de la empresa de trasladar a 134 trabajadores de su centro de llamadas en Toledo a Madrid, lo que consideran un "ERE encubierto".

La presidenta del Comité de Empresa, María Pinto, ha denunciado que Atento, que presta servicios para Movistar, comunicó el pasado 17 de junio una serie de cambios sustanciales en las condiciones laborales y de movilidad geográfica del personal en Toledo.

El lunes, la empresa especificó que 134 empleados en Toledo se verían afectados por el traslado al centro que tienen en Rivas, en la Comunidad de Madrid. En total, a nivel nacional, son 553 empleados afectados en los centros de Córdoba, Sevilla, León, Cáceres, Lleida, Madrid y Toledo.

La empresa argumenta que esta medida busca proteger los puestos de trabajo, pero el Comité de Empresa considera que la mayoría de los afectados no aceptarán el traslado debido a los costos involucrados.

Maria Pinto ha destacado que en el centro de Toledo hay un alto porcentaje de mujeres con reducción de jornada por cuidado de hijos. Las condiciones de trabajo son precarias, con jornadas cortas y bajos salarios, por lo que consideran inaceptable la propuesta de traslado.

El Comité de Empresa ha expresado su preocupación por las indemnizaciones propuestas en caso de rechazar el traslado, ya que serían significativamente menores que en anteriores casos. Han solicitado reducir el número de afectados, los traslados y la posibilidad de teletrabajar, aunque reconocen que es una opción complicada.

El Comité de Empresa tiene reuniones programadas con la empresa para discutir la situación, además de una huelga de 24 horas y una concentración en las instalaciones de Atento en Toledo. También han manifestado su intención de recurrir a los tribunales para defender los derechos de los trabajadores afectados.