Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Lizán insta a la agricultura a ser sostenible sin comprometer su rentabilidad.

Lizán insta a la agricultura a ser sostenible sin comprometer su rentabilidad.

En un desayuno informativo organizado por el periódico digital ENCLM, el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, declaró que la agricultura necesita pasar por una transición hacia la sostenibilidad. Martínez Lizán enfatizó la importancia de que esta transición vaya acompañada de una rentabilidad suficiente para un sector vital cuya función es proporcionar alimentos, algo que debe ser reconocido tanto a nivel social como económico.

El consejero destacó que el sector agrícola está siendo cada vez más valorado y que es fundamental que Europa preste atención a esta cuestión. Martínez Lizán mencionó que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha cumplido con sus compromisos en un año especialmente complejo, marcado por la aplicación de la nueva PAC y desafíos como la sequía, la enfermedad EHE y problemas externos como la Guerra de Ucrania.

Ante más de 200 asistentes, el consejero explicó que se han realizado flexibilizaciones en la PAC para abordar situaciones como la sequía y para responder a demandas de agricultores y ganaderos. Además, se ha creado la Mesa de Seguimiento y Coordinación del PEPAC para supervisar estos temas de cerca.

Martínez Lizán mencionó que, a pesar de las dificultades, el Gobierno regional ha logrado cumplir con los pagos de la PAC en tiempo y forma, superando las cifras del año anterior. También se anunció el abono de más de 85 millones de euros en ayudas agroambientales este mes, una cantidad significativamente mayor que la del año anterior.

El consejero resaltó el éxito de las convocatorias de ayudas en diversos sectores agrícolas y ganaderos, como la reestructuración de viñedos y el apoyo a la industria agroalimentaria. Se han destinado importantes sumas de dinero para modernizar y mejorar la competitividad de estos sectores clave en la región.

En cuanto al sector ganadero, Martínez Lizán destacó el apoyo directo recibido, así como las convocatorias de ayudas para mitigar los daños causados por enfermedades como la EHE y la viruela ovina y caprina. Se han destinado fondos tanto para seguros agrarios como para el desarrollo rural, con una atención especial a los Grupos de Desarrollo Rural y sus proyectos para el próximo período Leader.

El consejero también mencionó el crecimiento significativo de las exportaciones agroalimentarias en la región, que representan una parte importante de las exportaciones totales. Desde 2015, estas exportaciones han aumentado un 55%, impulsando la economía regional y mostrando la calidad de los productos locales.

En cuanto a los planes futuros, Martínez Lizán señaló el trabajo de la Consejería para adaptarse a los nuevos requerimientos de la PAC y las políticas agroambientales. Se está promoviendo la innovación y la digitalización en las explotaciones, así como el relevo generacional y el apoyo a la agricultura familiar, con el objetivo de seguir fortaleciendo un sector que contribuye significativamente al PIB regional.

Para alcanzar estos objetivos, se está trabajando en planes de regadío, ganadería extensiva, ecorregímenes y ayudas agroambientales. Se pretende simplificar los procesos burocráticos en la PAC, obtener más fondos para la agricultura ecológica y garantizar el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria, en colaboración con Europa y el Gobierno de España.

Por último, se mencionaron proyectos innovadores relacionados con la investigación agrícola, como la investigación genética para mejorar la resistencia de los cultivos y la transformación de residuos en subproductos rentables. Estas iniciativas buscan seguir impulsando el sector agrícola y ganadero en Castilla-La Mancha.