Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Redadas policiales desmantelan red de narcotráfico familiar en Albacete.

Redadas policiales desmantelan red de narcotráfico familiar en Albacete.

ALBACETE, 19 Mar.

La Policía Nacional ha llevado a cabo la desarticulación de un clan familiar dedicado a la venta de estupefacientes en la ciudad de Albacete, logrando la detención de siete personas, incluido el líder de la banda.

Las indagaciones se iniciaron en enero luego de denuncias de vecinos sobre posibles puntos de venta de drogas en varios pisos de La Milagrosa y San Antonio Abad.

Los agentes realizaron trabajos de vigilancia y seguimiento alrededor del edificio donde supuestamente operaba el clan, confirmando la presencia ilegal de varios miembros de la familia en dos viviendas sociales que utilizaban para traficar cocaína, hachís y marihuana.

"Una de las viviendas era un punto de venta que funcionaba las 24 horas, con constante entrada y salida de personas", indicó el subdelegado del Gobierno en Albacete, Miguel Juan Espinosa. "Incluso hubo detección de menores actuando como compradores", agregó.

La operación resultó en la detención de siete personas, con dos de ellas en prisión y el resto en libertad con cargos, y la incautación de dos kilos de hachís, 828 gramos de cocaína y 194 gramos de marihuana, además de 46.576 euros en efectivo. Se llevaron a cabo cuatro registros domiciliarios, uno en La Milagrosa y tres en San Antonio Abad.

"Fue un arduo trabajo del grupo de estupefacientes, dada la complejidad de acceso al lugar. Incluso tenían cámaras instaladas en los pasillos para evitar la presencia policial", detalló el comisario Antonio Moreno.

Tanto Espinosa como Moreno resaltaron la importancia de la colaboración ciudadana para llevar a cabo la operación. "La participación y denuncias de los vecinos fueron críticas en la desarticulación de estos puntos de venta de drogas", aseguraron.

En la investigación, detenciones y registros, además de los agentes de la Policía Nacional del grupo de estupefacientes, también participaron profesionales de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR).