Crónica Castilla-La Mancha.

Crónica Castilla-La Mancha.

Seis detenidos y 16 investigados por extorsión con sextorsión en Ciudad Real.

Seis detenidos y 16 investigados por extorsión con sextorsión en Ciudad Real.

CIUDAD REAL, 3 Abr.

Un grupo criminal dedicado a la extorsión de personas ha sido desmantelado por la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Ciudad Real. Utilizaban el método de la sextorsión, exigiendo dinero a las víctimas en diferentes localidades de la provincia, como Manzanares, Malagón, Fuente El Fresno, Campo de Criptana, La Solana y Tomelloso.

La investigación se inició a raíz de varias denuncias en distintas localidades de Ciudad Real. Las víctimas reportaron haber sido amenazadas telefónicamente por individuos que se hacían pasar por miembros peligrosos de mafias de países del este, según la Guardia Civil.

Estos delincuentes amenazaban con golpear tanto a las víctimas como a sus familiares si no pagaban ciertas sumas de dinero en cuentas bancarias facilitadas por ellos. Alegaban que las víctimas debían ese dinero por servicios de prostitución solicitados en portales de Internet.

Para contactar con las víctimas, una parte del grupo criminal se dedicaba a la ingeniería social, colocando anuncios de chicas ofreciendo servicios sexuales. Al comunicarse con las víctimas por mensajería instantánea, obtenían información personal para luego amenazarlas.

Posteriormente, los delincuentes llamaban a las víctimas para intimidarlas. Ante el temor a sufrir daños a ellos o a sus seres queridos, las víctimas pagaban el dinero exigido. Este dinero era posteriormente retirado en cajeros automáticos de diversas provincias, gracias a las 'mulas económicas' del grupo criminal.

Los delincuentes utilizaban números de prepago para llamar a las víctimas, previamente adquiridos a nombres ajenos. La operación concluyó con la detención de seis personas, cuatro de ellas durante la investigación en Tomelloso (Ciudad Real).

Se identificaron a 15 personas más dentro de la organización en Ourense, Valencia, Madrid, Toledo y Badajoz, acusadas de participar en delitos como estafa bancaria, extorsión, coacciones, usurpación de identidad y blanqueo de capitales.

Los presuntos criminales contaban con antecedentes por hechos similares. El total de dinero estafado asciende a más de 50.000 euros, de los cuales se logró recuperar más de 9.000 euros tras investigaciones judiciales.